Atentados contra Fidel

No pudieron matarlo en vida, murio por ley natural, con dignidad y el pueblo nunca lo olvidará…

ENERO -1959

  • Durante los últimos días de 1958 fue descubierto un complot organizado por agentes del FBI y de la dictadura de Fulgencio Batista para asesinar a Fidel Castro en su cuartel general en las montañas de la Sierra Maestra, provincia de Oriente. El norteamericano Alan Robert Nye, capturado el 25 de diciembre de 1958 por combatientes rebeldes, confesó sus pretensiones y señaló a los instigadores. El plan consistía en infiltrarse en la guerrilla bajo la cubierta de un simpatizante y experimentado luchador y, una vez en esta, emboscar al dirigente. Se le incautó un fusil Remington calibre 30.06 con mira telescópica y un revolver calibre 38, con los cuales proyectaba cometer el crimen. Durante el primer trimestre de 1959 Nye fue juzgado y sancionado por los tribunales cubanos.

MARZO – 1959

  • Por iniciativa del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo, y del propio Fulgencio Batista, con el consentimiento de autoridades norteamericanas, Rolando Masferrer Rojas, un ex jefe de ‘escuadrones de la muerte’ en la Cuba pre revolucionaria, planeó el asesinato de Fidel Castro por medio de una emboscada en las inmediaciones del Palacio Presidencial en La Habana. El comando encargado de cometer la acción estaba integrado por Obdulio Piedra y Navi Ferras, quienes al ser descubiertos se dieron a la fuga y huyeron del país con rumbo hacia los Estados Unidos. Se les ocupó valiosa información y armas.

Mediados de 1959

  • Frank Sturgis, (o Frank Fiorini), agente bajo contrata de la CIA, proyectó en esa fecha asesinar a Fidel Castro aprovechando una reunión en la jefatura de la Fuerza Aérea cubana, donde se había infiltrado. El complot, aprobado por James Noel, jefe de la Estación de la CIA radicada en la embajada de los Estados Unidos, se planeó ejecutar mediante la colocación de una bomba en la instalación militar. En el operativo participaban además de Sturgis, Pedro Luis Díaz Lanz, jefe de ese cuerpo castrense, y Gerry Patrick Hemming, mercenario de origen norteamericano. El plan fracasó a causa de las medidas de seguridad existentes en el lugar seleccionado.

DICIEMBRE – 1959

  • El coronel J.C. King, jefe de la División del hemisferio occidental de la CIA, propuso a su jefe, Allen Dulles, el asesinato de Fidel Castro, como medio mas expedito para derrocar a la Revolución Cubana. Pocas semanas después, fue autorizada su propuesta por los altos mandos de la Agencia Central de Inteligencia.

NOVIEMBRE 1959 – FEBRERO 1960

  • Un grupo contrarrevolucionario, dirigido por el agregado militar de la Embajada de los Estados Unidos en Cuba, mayor Robert Van Horn, organizó un plan para asesinar a Fidel Castro durante una visita a la residencia del Comandante Ramiro Valdés Menéndez, jefe de los servicios de Seguridad cubanos. El proyecto fracasó, al ser neutralizados por agentes de la seguridad infiltrados en el grupo. Los complotados eran, entre otros: Geraldine Shannon, de nacionalidad norteamericana, Fernando López, Pablo Márquez y Homero Gutiérrez. El operativo fue supervisado en el terreno, por Lois Herbert, responsable de la CIA para el área de Centroamérica y el Caribe.

ABRIL – 1960

  • Howard Hunt oficial de la CIA adscrito a la recién creada fuerza de tarea anticubana, propuso a su regreso de un viaje exploratorio a la ciudad de La Habana, asesinar a Fidel Castro, como único medio para derrocar a la revolución. En esa misma fecha fue desmantelado un complot para asesinar a Fidel Castro, dirigido desde los Estados Unidos por Manuel Artime Buesa, un protegido de Howard Hunt. En esa ocasión se proyectó balear al dirigente cubano en la Universidad de La Habana. El Operativo operación estuvo comandado por Manuel Guillot Castellanos y Rafael Quintairos Santiso, quienes fueron detenidos dos años mas tarde por sus actividades al servicio de la Agencia Central de Inteligencia.

AGOSTO – 1960

  • Galo Martínez Chapman, Fernando Mancheco González, José Martínez Gómez, Alfredo Curi Abdo, Amanio Abeleiras Pérez y Reinaldo Tuiz Cortinas, todos de común acuerdo, organizaron un complot, con el fin de promover un alzamiento armado en la región central del país, para derrocar al gobierno revolucionario. Acordaron, en apoyo a este propósito, realizar un atentado a Fidel Castro a la salida de sus oficinas en el Palacio Presidencial de la capital cubana, así como diversos actos de sabotaje, terrorismo y subversión. Todos fueron detenidos al ser descubiertos los planes.
  • Silvio Salvio Selva y Alberto Junco, dos elementos pertenecientes al grupo contrarrevolucionario denominado Movimiento Demócrata Cristiano, planearon emboscar a Fidel Castro durante una visita de este a una residencia en la barriada de Nuevo Vedado, en la capital cubana. Fueron detenidos y se les ocupó también las armas.
  • Se planteó asesinar a Fidel Castro durante una de sus visitas al Ministerio de Relaciones Exteriores. La idea consistía en disparar desde la ventana de un edificio ubicado frente al lugar escogido. Al fracasar este plan, idearon otro, que debía ejecutarse en un acto en la Plaza de la Revolución. Fueron detenidos los complotados Julio Peón y Julio Díaz Urgüelles, a los que se les ocupo las armas.

SEPTIEMBRE- 1960

  • La CIA, en unión de elementos del crimen organizado (Mafia), planeó en varias ocasiones asesinar a Fidel Castro mientras este se encontraba en la ciudad norteamericana de Nueva York, para asistir al XXXIV periodo de sesiones de la Organización de Naciones Unidas. Los complotados planeaban colocar en la habitación del hotel que ocupaba el dirigente cubano, una caja de tabacos con un poderoso veneno a base de botulina sintética. Al fracasar el proyecto por la negativa de colaboración de la policía local, intentaron colocar sales de talio en sus zapatos, para que su barba se desprendiese e inducirlo a fumar un tabaco impregnado con LSD, para que durante una entrevista televisiva pactada con los medios locales esta droga le provocara una risa incontrolable, que afectara su prestigio y carisma. Finalmente, y ante los fracasos anteriores, Walter Martino – gánster norteamericano, hermano de uno de los operadores de casinos de juego en La Habana pre revolucionaria- intentó asesinar a Fidel Castro durante un acto en el Central Park, al colocar un poderoso artefacto explosivo en la tribuna que debía ser utilizada, el cual fue descubierto y desactivado por la policía de Nueva York.
  • El grupo contrarrevolucionario Rescate planteó el asesinato del primer ministro cubano en ocasión de un acto público en el que debían ser inaugurados varios edificios de apartamentos para trabajadores en una barriada cercana a la capital del país. El proyecto consistía en lanzar varias granadas de mano contra el dirigente. Fue capturado el ex coronel del Ejército de la dictadura Francisco Álvarez Margolles, responsable y ejecutor principal del plan.

OCTUBRE – 1960

  • El coronel Sheffield Edwards, jefe de la Oficina de Seguridad de la CIA, coordinó con el jefe mafioso John Roselli el envío a La Habana del asesino profesional Richard Cain, para estudiar sobre el terreno el asesinato de Fidel Castro. En la capital cubana el norteamericano se puso en contacto con los contrarrevolucionarios Eufemio Fernández y Herminio Díaz, antiguos secuaces del capo mafioso Santos Trafficante, quienes debían apoyarlo en el operativo. La idea consistía en tirotearlo desde un auto en marcha. Después de un estudio meticuloso de los lugares eventuales para ejecutar la acción, la cancelaron a causa de las medidas de seguridad de que disponía el dirigente revolucionario.
  • Fueron detenidos los contrarrevolucionarios Indalecio Pérez, Rafael Pérez Campa, Carlos Rivero y Manuel Suárez cuando preparaban una emboscada armada contra Fidel Castro que debía ejecutarse en las inmediaciones del Palacio Presidencial de La Habana. El crimen formaba parte de un proyecto subversivo que incluía el asalto de la décimo cuarta estación de Policía, en la capital cubana, así como el desencadenamiento de numerosos sabotajes, y, finalmente el alzamiento en armas del grupo en la Sierra del Escambray.
  • Un grupo de personas, instigado por la Embajada de Estados Unidos en La Habana, se encontraba organizando un atentado contra Fidel Castro en las inmediaciones de la Plaza de la Revolución. El complot fue abortado y resultaron detenidos y sancionados Arturo Amaya Gil, Alfonso Armas Orozco, Alejandro Collazo Izquierdo, José García Lavado, Armando Junco Brizuela, Roberto Morffi González, Juan Nardo Echeverría y José E. Velasco.
  • Un proyecto importante para asesinar a Fidel Castro puso en marcha la CIA. Desde el año anterior se había alquilado un apartamento cercano a la terraza norte del Palacio Presidencial, lugar donde se desarrollaban los actos públicos y en los que el dirigente cubano hacia uso de la palabra. Pacientemente los contrarrevolucionarios fueron introduciendo en el apartamento las armas necesarias y la acción fue decidida para los primeros días de octubre, aprovechando una concentración popular de bienvenida al presidente Osvaldo Dorticós, quien regresaba de una gira por los países socialistas. El operativo era dirigido desde los Estados Unidos por el oficial de la CIA, David Phillips, y controlada en Cuba por su agente Antonio Veciana Blanch. El proyecto fracaso al huir del país sus planificadores. Se ocupó las armas y fueron detenidos varios de los complotados, entre los que se encontraban Dalia Jorge Díaz, Manuel Izquierdo, Reinold González, y otros.

NOVIEMBRE – 1960

  • Un plan fraguado por la CIA contra la vida de Fidel Castro, fue abortado al capturarse a los contrarrevolucionarios Armando Cubría Ramos y Mario Tauler Sague, quienes se habían infiltrado por Punta de Hicacos, provincia de Matanzas, procedentes de la Florida, en cumplimiento de órdenes del agente de la CIA Eladio del Valle Gutiérrez. Se les ocuparon armas, granadas de fragmentación, un equipo de control remoto y seis detonadores.
  • Se planteó el asesinato del primer ministro cubano en las inmediaciones de Instituto Nacional de Reforma Agraria, sito en la capital cubana. Resultaron detenidos los complotados Elpidio Brito Gómez, César Valdez Moreno, Ocilio Cruz Sánchez y Luis Puentes Rodríguez, a quienes se les ocupó las armas

DICIEMBRE – 1960

  • Se descubrió un proyecto de asesinato a Fidel Castro en las inmediaciones de un puente cercano al aeropuerto ejecutivo de Baracoa, provincia de La Habana. En dos ocasiones un grupo de hombres se emboscó en el lugar seleccionado, coloco primero una poderosa carga de dinamita para hacerla estallar al paso del auto del dirigente y, después, armados de escopetas recortadas, disparar contra su objetivo, una vez que se detuviera su auto, el cual seria interceptado por otro vehículo que cerraría la carretera. Resultaron detenidos José A. Martí Rodríguez, Francisco Pujols Someillán, Javier Someillán Fernández y Roger Hernández Ramos.
  • Un grupo contrarrevolucionario fue capturado cuando se disponía a emboscar el auto del primer ministro cubano en las inmediaciones del Palacio Presidencial. Fueron capturados Orlando Borges Ray, Pedro René Hernández, Laureano Rodríguez Llorente y Emiliano Reinoso Hernández. Se les ocupó armas y explosivos.
  • Por orientaciones de la Estación de la CIA radicada en la embajada de los Estados Unidos en La Habana, su agente Vladimir Rodríguez –conocido por el alias de ´´El Doctorcito´´- planeó el asesinato de Fidel Castro mediante una emboscada organizada en un edificio situado en la esquina de las avenidas de Línea y Paseo, en el Vedado, en ciudad de La Habana. Para tales propósitos utilizarían un fusil con mira telescópica, con el que dispararían contra su objetivo cuando este visitara el restaurante Potín, situado frente al lugar escogido. El plan fue neutralizado, incautado el fusil y capturado su autor.
  • Un equipo de agentes de la CIA, infiltrado desde los Estados Unidos, fue capturado al intentar colocar una potente carga de explosivos plásticos en la alcantarilla de una céntrica avenida capitalina. El plan consistía en detonarla por control remoto en el momento en que Fidel Castro pasara por el lugar. Los detenidos fueron Julio Antonio Llebra Suárez, Cesar Fuentes, Jorge Ulises Silva Soubelette y Ronald Condom Gil a quienes les fue ocupados los explosivos.

ENERO -1960

  • Los agentes de la CIA, Frank Sturgis y Marita Lorenz, planearon envenenar a Fidel Castro como parte de un complot fraguado en conjunto con elementos de la mafia norteamericana. El crimen debía ejecutarse en el hotel Habana Libre de la capital cubana, aprovechando la ocasión en que el primer ministro visitara el lugar. El proyecto fracasó, según el propio Sturgis, debido al peligro que corrían los ejecutores.
  • Otro proyecto para envenenar a Fidel Castro se puso en marcha al reclutar elementos de la CIA y la Mafia a Juan Orta Córdoba, entonces jefe de las oficinas del Primer Ministro, y un antiguo asociado a los elementos delictivos que operaron los casinos de juego en La Habana durante la década de los años cincuentas. Orta Córdoba no pudo llevar a cabo su proyecto y en vísperas de la agresión por Bahía de Cochinos se asilo en una embajada  latino-americana.
  • Guillermo F. Coloma, Ernesto Bordón Basconcillos, Francisco Salazar de la Aceña y otros elementos contrarrevolucionarios, se agruparon con el objetivo de promover un movimiento armado para derrocar a la Revolución. Coloma Bordón se trasladaron a la ciudad de Miami y se pusieron en contacto con el agente de la CIA, Eladio del Valle, de quien recibieron dinero e instrucciones precisas para asesinar a Fidel Castro y realizar otros actos terroristas. Al regresar a Cuba, en el mismo Aeropuerto Internacional José Martí, fueron detenidos y se les ocupó planos, fotos y documentos.

MARZO – 1960

  • Se desarticuló un plan para asesinar a Fidel Castro organizado por la Agencia Central de Inteligencia. Se pretendía emboscar al dirigente en las inmediaciones de la residencia de Celia Sánchez, secretaria de éste.   Resultaron detenidos por tales hechos los ciudadanos Mario Hidalgo Garcel, Julio Berdote González y Carlos Suárez Roque, a quienes se les ocupó las armas y explosivos destinados al proyecto.
  • La CIA y la Mafia, nuevamente confabuladas para asesinar a Fidel Castro, y en el marco de la invasión militar que preparaban, enviaron unas píldoras venenosas al grupo contrarrevolucionario de Manuel Antonio de Varona en La Habana. El proyecto consistía en envenenar al líder cubano durante uno de sus acostumbrados almuerzos en el restaurante chino Pekín, situado en la populosa barriada El Vedado. Sin embargo, el ejecutor, uno de los gastronómicos del lugar, se atemorizó por la peligrosidad del hecho y se asiló en una embajada. Entre los complotados principales se encontraban Alberto Cruz Caso, María Leopoldina Grau Alsina y Rodolfo León Curbelo, los cuales fueron arrestados años mas tarde.
  • Rafael Díaz Hanscom, designado coordinador civil del frente contrarrevolucionario interno, destinado a dirigir las acciones de apoyo a la invasión mercenaria que se preparaba en Guatemala, fue infiltrado en el país –el día 13 de ese mes – en compañía de otros agentes. Díaz Hanscom tenía entre sus misiones desencadenar la Operación Generosa, un vasto plan terrorista contra las principales instalaciones energéticas del país, que incluía como una de las acciones priorizadas la colocación de una potente bomba en el salón de reuniones del Instituto Nacional de la Vivienda, en la perspectiva de una reunión citada por Fidel Castro para analizar tan importante tema y cuya fecha estaba situada para el día 27 de ese mes. El plan fue frustrado, al capturarse a Díaz Hanscom y a sus cómplices y ser ocupados los medios.

Mayo – 1960

  • José Álvarez García, Antonio Castro Cárdenas, Cándido Torres Pérez y Rafael Prío planearon asaltar la comandancia de la Policía Nacional Revolucionaria valiéndose de la pertenencia a ese cuerpo de algunos de ellos. Posteriormente, utilizando autos de la patrulla policial, se estacionarían en una de las vías de acceso al Palacio Presidencial para esperar a que el dirigente cubano se aproximara a sus oficinas, ocasión en la que lanzarían varias granadas de mano. Al ser detenidos reconocieron estar influenciados por las trasmisiones que, desde territorio norteamericano, exhortaban a eliminar a Fidel Castro.

JUNIO – JULIO – 1960

  • Tres proyectos criminales fueron fraguados por un grupo contrarrevolucionario que actuaba por instrucciones de la Agencia Central de Inteligencia por intermedio de su veterano agente Manuel Antonio de Varona, dirigente del denominado Consejo Revolucionario Cubano, quien instruyó a sus hombres a ejecutar las acciones siguientes:

            –  Una emboscada en una residencia ubicada en el reparto Biltmore de la capital cubana, lugar donde conocían que asistía con alguna periodicidad el jefe revolucionario.
– Otra emboscada en el restaurante El Cucalambé, en el municipio capitalino de Marianao, en ocasión de que el líder cubano acudiera a cenar.
Finalmente, si las emboscadas anteriores fracasaban, organizar otra en la intersección de las avenidas Santa Catalina y Rancho Boyeros, ciudad de La Habana, mediante la inutilización de la vía con un vehículo, mientras que desde un jeep descapotable lo atacarían con una bazuca y granadas de mano. Fueron ocupadas las armas y se detuvo al complotado Juan Bacigalupe.

JULIO – 1960

  • La CIA preparó un plan para asesinar a Fidel y Raúl Castro durante los actos conmemorativos de las efemérides del 26 de Julio en las ciudades de La Habana y Santiago de Cuba. Este plan estaba vinculado a un proyecto de auto- agresión al enclave naval norteamericano ocupado ilegalmente en la bahía de Guantánamo en el Oriente cubano, y que posibilitaría el pretexto para una agresión directa de Estados Unidos. Fueron detenidos los complotados, entre ellos su dirigente principal, el agente de la CIA Alfredo Izaguirre de la Riva. También fueron ocupados varios arsenales de armas y pertrechos de guerra en diferentes regiones del país.
  • Un grupo contrarrevolucionario planeó asesinar a Fidel Castro en el acto de la conmemoración del 26 de Julio en la Plaza de la Revolución en La Habana. La acción consistía en lanzar varias granadas de mano contra la tribuna en los momentos en que el dirigente estuviera haciendo uso de la palabra. Fue detenido su inspirador principal, Alfredo Gómez, a quien se le incautó varias armas.

ENERO-1962

  • Un grupo contrarrevolucionario intentó envenenar con cianuro a Fidel Castro en el restaurante El Carmelo, en la barriada capitalina de El Vedado. Fueron detenidos todos los complotados, entre los que se encontraban Pedro Forcades Conesa, Aldo Cabrera Heredia, Eduardo Pérez García, Rubén Fernández Florit, Rafael Llanos Rodríguez, Manuel Pérez Pérez y Eusebio Quesada López. El veneno fue ocupado.

MARZO – 1962

  • Miembros del autotitulado Frente Nacional de Liberación, elaboraron un plan para asesinar a Fidel Castro, el cual consistía en la colocación de una carga explosiva en los pilotes del puente sobre el rio Quibú, en el municipio de Marianao, en La Habana. Al conocerse que tenían acceso a los explosivos fueron detenidos, Heriberto Fernández Aguirre, Felipe González Cruz y Alberto Rodríguez Roque.
  • El mecánico de aviación Humberto Noble Alexander, aprovechando su condición de trabajador de la base aérea de Baracoa, en las inmediaciones de la ciudad de La Habana, intentó colocar una bomba en el avión utilizado por Fidel Castro en sus viajes al interior del país. Fue detenido y neutralizado el proyecto criminal.

ABRIL – 1962

  • William Harvey, jefe de la Fuerza Operativa W, responsabilizado dentro de la CIA con el ‘caso cubano’, y John Roselli, representante de la Mafia, entregaron en Miami a Manuel Antonio Varona un frasco con capsulas venenosas, fabricadas especialmente para eliminar a Fidel Castro. Varona, utilizando al diplomático español acreditado en La Habana, Alejandro Vergara, las envió al grupo Rescate, liderado por Alberto Cruz Caso y María Leopoldina Grau Alsina, con el propósito de entregarlas a varios de sus cómplices en el hotel Habana Libre, para que estos envenenaran la comida del dirigente en la primera ocasión que se les presentara. Durante mas de un año estuvieron los complotados buscando la oportunidad, en posesión de las cápsulas.
  • Una nueva emboscada armada al dirigente cubano fracasa en las inmediaciones de la Plaza de la Revolución, en la capital cubana. Resultaron detenidos como sus responsables Raúl García, Pedro Julio Espinosa y José García Vázquez, a quienes se les ocupó numerosas armas automáticas.

Mayo – 1962

  • Dirigido desde los Estados Unidos se planeó el asesinato de Fidel Castro en los actos de conmemoración del Primero de Mayo en la ciudad de La Habana. El proyecto consistía en emboscar al dirigente cuando se dirigiera a la tribuna del acto. Al mismo tiempo el grupo ejecutor proyectaba realizar sabotajes en el acueducto de la capital, en varias fábricas eléctricas y otros servicios públicos, con el fin de producir un clima de desestabilización social que posibilitara la intervención extranjera. Fueron detenidos Pedro Hernández Álvarez, Enrique González, Francisco Cepero Capiró e Indalecio Ferreiro Varela.
  • Dirigido por la CIA desde la base naval norteamericana en Guantánamo, se planeó el asesinato del ministro de Relaciones Exteriores, Raúl Roa García, con el propósito de atentar contar la vida de Fidel Castro durante las honras fúnebres del canciller, en el cementerio de la capital. Para esto contaban con granadas de mano y pistolas automáticas. El plan estaba vinculado a numerosas acciones subversivas en el resto del país. Fueron capturados todos los complotados, encabezados por Jorge Luis Cuervo, en ese entonces gran maestro de la masonería simbólica.

JULIO – 1962

  • Un proyecto fraguado por la CIA desde el mes de enero de 1961, en el que inicialmente iba a participar el conocido terrorista Félix Rodríguez Mendigutía, se puso en marcha para asesinar a Fidel Castro. En esta nueva ocasión los hermanos Mario y Francisco Chanes de Armas fueron elegidos, los que seleccionaron dos alternativas para cometer el crimen: una, en Santa María del Mar, al este de la capital, y la otra, en la residencia de la compañera Celia Sánchez, secretaria del dirigente cubano. El primer intento fracasó al no concurrir éste al lugar el día escogido para la emboscada. Semanas mas tarde, la segunda fase se puso en marcha, al decidir los asesinos penetrar por la fuerza en un almacén situado a cincuenta metros de la residencia seleccionada y apostarse allí con un fusil con mira telescópica. Días antes de la acción, fueron ocupadas las armas y capturados los ejecutores, entre los que se encontraban además de los hermanos Chanes, los ciudadanos José Acosta, Orlando Ulacia, Ramón Laurent, Ángel Sánchez Pérez, Félix Tacoronte Valdés, Roberto Cosculluela Valcárcel y Alfonso Díaz Cosculluela.
  • Fueron arrestados los contrarrevolucionarios José F. Díaz Quintana e Higinio Martín Castro cuando se disponían a disparar contra Fidel Castro desde el edificio Naroca, situado en la intercepción de las avenidas Línea y Paseo, en el Vedado, ciudad de La Habana. Ambos sujetos habían realizado varios sabotajes en diferentes lugares de la capital.
  • Se planeó el asesinato de Fidel por medio de una emboscada con granadas de fragmentación en las inmediaciones de la Plaza de la Revolución. Fueron detenidos Servando R. Ovies Fariñas, Abel Joaquín Costa Martínez, Felipe Becerra Espinosa y Rodolfo Montes López.
  • Dirigidos por la CIA, Luis David Rodríguez, Ricardo Olmedo Moreno y Braulio Roque Arosamera, intentaron asesinar a Fidel Castro disparándole con un mortero, ubicado en las inmediaciones de la Plaza de la Revolución, durante los actos por la conmemoración del26 de Julio. El proyecto fracasó al ser transferida la actividad para la ciudad de Santiago de Cuba.
  • Se llevó a cabo la Operación Rafael, un proyecto auspiciado por la CIA y la Mafia para asesinar a Fidel Castro en el acto de conmemoración del 26 de Julio en la Plaza de la Revolución. A estos efectos, la CIA envió a los complotados un fusil con mira telescópica y silenciador. Entre sus dirigentes se encontraban Mario Salabarría y los agentes de la Inteligencia norteamericana Alberto Cruz Caso y Arturo Varona. El plan se frustró por las medidas de seguridad existentes en el lugar.
  • Un grupo del denominado Movimiento de Recuperación Revolucionaria planeó asesinar al primer ministro cubano en ocasión de las festividades por el 26 de julio en la Plaza de la Revolución. El plan consistía en disparar con un mortero de 82 mm contra la tribuna presidencial, desde el patio de una casa ubicada en las inmediaciones del lugar. Fueron detenidos Luis Montes de Oca y Braulio Roque Arosamena.

JUNIO – 1962

  • Bajo la supervisión de la CIA, un grupo encabezado por Bernardo Correles, Elsa Alfaro y Servando Sánchez, proyecto asesinar a Fidel Castro mediante un disparo de bazuca desde un edificio colindante con la residencia de su secretaria, Celia Sánchez. El complot no pudo llevarse a cabo por las medidas de seguridad tomadas en el lugar, lo que hizo imposible la introducción del artefacto.

AGOSTO – 1962

  • Un bloque de organizaciones contrarrevolucionarias, apoyadas por la CIA, planificó el levantamiento militar de sus grupos con el fin de desestabilizar el país. Un elemento principal del proyecto consistía asesinar a Fidel Castro en ocasión de una actividad en el teatro Carlos Marx de la capital habanera. Fueron detenidos por tales hechos Guillermo Reyes Viaba, Tomas P. Ruiz Santana, Evelio Hernández soto, Jesús Lazo Otaño, Otto Rodríguez Díaz, Félix Martin Niceran, Félix soto Sánchez, Leonel Hernández Méndez, Mario Poladura, R. Estrada Alonso, Raúl V. Jorge León, José González, José M. Estrada González, y Félix Sotolongo Morejón.
  • Otro proyecto contra la vida de Fidel Castro fue fraguado por un bloque de organizaciones contrarrevolucionarias Resistencia Cívica Anticomunista que, bajo la dirección de la Agencia Central de Inteligencia, planeó un alzamiento general de sus grupos con la finalidad de propiciar la intervención norteamericana en Cuba. Para tal fin, organizaron una emboscada al auto del dirigente cubano en una centra avenida capitalina. La idea consistía en lanzarle varias granadas de fragmentación. El operativo fue frustrado. Fuero capturados: Amaranto Torres, Ernesto Castillo y Ángel Custodio Portuondo.
  • Un plan de alzamiento de grupos contrarrevolucionarios pertenecientes al denominado Bloque de Resistencia Cívica fue abortado. El proyecto incluía un atentado contra el primer ministro, Fidel Castro, para el cual contaban con varias armas de precisión que fueron ocupadas. Se detuvo por esos hechos a Palmiro Bartolomé Santiago, Miguel Argueo Gallastegui Zayas, Gilberto Amat Rodríguez, Héctor Ballester Fernández, Honorio Torres Perdomo y otros.

SEPTIEMBRE – 1962

  • Miembros de los denominados Junta de Liberación Anticomunista, Frente Interno de Liberación y Unión Nacional Democrática, proyectaron ejecutar, de manera simultánea, actividades de sabotaje, asaltos a unidades de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y un atentado contra Fidel Castro, el cual se llevaría a cabo en una populosa avenida capitalina en el momento en que el auto del dirigente cubano transitara por esta. Fueron detenidos Delio A. Torres Hernández, Manuel Morales Jerez, Celio Armenteros Aruca, Eugenio Julián Jan, Ricardo González García, Mercedes N. López Fleites, Rafael Cruz Casio y Rafael Rojas Martí.
  • Varios integrantes de la organización contrarrevolucionaria 30 de noviembre resultaron sorprendidos cuando se encontraban planificando la ejecución de un atentado a Fidel Castro en las inmediaciones de la Plaza de la Revolución. Entre los detenidos se encontraban Mario Ortiz Toledo, Manuel Pino Silva, Alberto Gálvez Alum, Elio Pardo y Heliodoro Grau.
  • Rafael Enrique Rojas Varela fue detenido por los miembros de la escolta del Comandante en Jefe cuando este sujeto intentaba, en medio de la vía pública, atentar contra la vida del dirigente.
  • Un grupo planeó atacar con granadas de mano a Fidel Castro durante el acto público a celebrarse el día 28 de ese mes en la Plaza de la Revolución, con motivo del aniversario de la fundación de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR). El proyecto fue frustrado y resultaron detenidos los complotados, entre los que se encontraban Ángel Mesa Puentes, Dositeo Fernández Fariñas y Roberto Porto Infanzón.
  • Otro proyecto de atentado fue frustrado en ocasión del aniversario de los CDR. Miembros de los grupos denominados Frente Interno de Unidad Revolucionaria y Triple A planearon colocar una carga de dinamita en la alcantarilla que pasaba por debajo de la tribuna situada para el acto. Uno de los complotados era el ingeniero responsable del sistema de acueductos y alcantarillados de la capital. Fueron ocupados materiales explosivos entregados por la CIA, y detenidos Federico Hernández González, Pierre Quan Diez de Ure, Francisco Blanco de los Cuetos, Jesús Rodríguez Mosquera, Orlando de la Cruz y Luis Arencibia Pérez.

FINALES DE 1962

  • El grupo Rescate, de Manuel Antonio Varona y Alberto Cruz, cumpliendo instrucciones de la CIA, proyectó envenenar al jefe de de la policía comandante Efigenio Ameijeiras, para provocar la asistencia de Fidel a sus honras fúnebres, ocasión en que un comando armado, que portaba pistolas con silenciadores, lo asesinaría.

JULIO – SEPTIEMBRE – 1962

  • Un proyecto homicida es fraguado en territorio de los Estados Unidos por el terrorista cubano Orlando Bosch y el mafioso Mike McLaney, el cual consistía en bombardear la residencia de Fidel Castro en la localidad de Cojimar, al éste de la capital. El plan fracasa al ser ocupadas las bombas en un operativo realizado por el FBI, que detuvo a los sospechosos. Por gestiones de la CIA, los detenidos fueron puestos en libertad.

OCTUBRE – NOVIEMBRE – 1962

  • Desmond Fitzgerald, alto jefe de la CIA, se reunió en París con Rolando Cubela para coordinar un proyecto de golpe de Estado en Cuba y el asesinato de Fidel Castro. El 22 de noviembre, en el momento en que era asesinado el presidente Kennedy, un oficial de caso de la CIA le entregó a Cubela un bolígrafo armado con una aguja hipodérmica para inocular un poderoso veneno al dirigente cubano durante un acto planeado para diciembre de ese año.

DICIEMBRE – 1962

  • Una red de la CIA, integrada por Bernardo Lucas Milanés, Roberto Caíñas Milanés, Adela Nagle, Loreto Llanes García y otros, planeó realizar un atentado a Fidel Castro cuando visitara la cafetería Potín, situada en las avenidas Línea y Paseo en El Vedado, ciudad de La Habana. El proyecto consistía en interceptar los autos del dirigente cubano en el momento en que se detuvieran y dispararle con varias armas automáticas. El operativo fracasó. Después de varias semanas de vigilancia, los complotados abandonaron la idea al no concurrir el primer ministro al lugar.
  • La organización contrarrevolucionaria Ejército de Liberación Nacional proyectó un atentado contra Fidel Castro en ocasión de un acto público en la Universidad de La Habana. La idea consistía en concentrar a un grupo de sus hombres desde horas tempranas para ocupar las posiciones cercanas a la tribuna y, cuando el dirigente llegara, lanzarle varias granadas de mano. Fueron detenidos Roberto Ortega, Ciro Rey y José Águila.

ENERO – 1964

  • Un grupo del denominado Ejército de Liberación Nacional planeó asesinar a Fidel Castro en ocasión del acto por el quinto aniversario del Triunfo de la Revolución, en la Plaza del mismo nombre. La idea era tomar por la fuerza uno de los apartamentos del bloque de edificios situado en los números: 1423, 1425 y 1427 de la Avenida Zapata, desde donde se divisaba la tribuna presidencial. Una vez allí, le dispararían con tres fusiles con mira telescópica. La acción fue descubierta y arrestados sus participantes, entre los que se encontraban Rafael Mir Peña y Manuel Santos Martínez.
  • Regresó de Madrid, Bernardo Milanés López, después de discutir y acordar con el agente de la CIA, Joaquín Sanjenís, y su oficial de caso, un plan de acción que incluía el asesinato de Fidel Castro. El proyecto consistía en organizar una emboscada en la Quinta Avenida del Reparto Miramar con un camión cerrado de la empresa de teléfonos, que llevaría en su parte trasera una ametralladora calibre 30. Cuando los autos de Fidel Castro, en su transito obligatorio por la avenida se acercaran al camión, éste abriría sus puertas traseras y dispararían. Al descubrirse el proyecto resultaron detenidos Mario Salabarría, Roberto Sabater, Bernardo Milanés y otros complotados.

MARZO – 1964

  • Elementos pertenecientes a la denominada Alianza Nacional de Coordinadores Anticomunistas, integrada por los grupos Acción Cívica Anticomunista, Resistencia Agramante y Gobierno Interno Anticomunista, planearon efectuar un vasto plan subversivo en todo el país, que incluía un atentado a Fidel Castro y otro a Blas Roca. Los complotados proyectaban realizar las acciones en las inmediaciones de la Plaza de la Revolución, en ocasión de dirigirse los dirigentes a sus oficinas. Fueron detenidos por tales hechos Luis A. Casanovas Morales, Arturo Flores Zamora, Roberto Torres Alfonso y otros encartados.

MAYO – 1964

  • Un grupo de elementos contrarios a la Revolución, pertenecientes a la Unidad Militar 1422, se confabuló para tomar por asalto sus instalaciones, apoderarse del armamento y más tarde alzarse en armas. El proyecto incluía el asesinato de Fidel Castro, quien sería atraído a la unidad bajo el falso pretexto de plantearle determinadas demandas económicas, para entonces ejecutarlo. El plan fue descubierto y detenidos sus participantes, entre ellos José M. González Castellanos, José G. González Carmenate, Cándido Ruiz Palencia y Narciso P. Baró Serrano.
  • Elementos del denominado Frente Anticomunista Interno, una filial del Frente Democrático Revolucionario, planearon una emboscada contra Fidel Castro en la localidad Puente Cabrera, del municipio de Marianao, en la capital cubana. El proyecto consistía en disparar con armas automáticas desde lugares previamente seleccionados. El operativo fue descubierto y resultaron detenidos los complotados, entre ellos Manuel Fordán Dieguez, Ricardo Solana Zayas de la Paz, Armando Prieto Puig, Jorge García Rodríguez, Pedro Lemagre Zárate y José A. Villamil Arias.

AGOSTO – 1964

  • Un grupo del denominado Ejército de Liberación Nacional planeó asesinar a Fidel Castro mediante una emboscada con armas automáticas en la intersección de las avenidas de los Presidentes y Zapata, en El Vedado, ciudad de La Habana. Para adquirir las armas idearon asaltar un cuartel de las Milicias Nacionales Revolucionarias. Fueron detenidos Gregorio Mena Perera, Miguel Tomey Peláez y Pedro Aguilos Montoy.

SEPTIEMBRE – 1964

  • Miembros de la organización Frente Interno de Liberación planearon un atentado contra Fidel Castro en la casa de Celia Sánchez, secretaria del Consejo de Ministros. Anteriormente lo habían intentado en las intercepciones de las avenidas Zapata y Carlos Manuel de Céspedes, en el Vedado, ciudad de La Habana. Para dichos proyectos disponían de una ametralladora calibre 7.62, de fabricación checoslovaca y varias granadas de mano. Fueron detenidos Francisco Muñoz Antunes, Nemesio Cubillas Pérez, Juan M. Vailac Valdés, Ángel M. Arencibia Bidau, José R. Montano Meneses y Manuel A. Torquemada Tendero.
  • Se planeó asesinar a Fidel Castro durante la Serie Mundial de Pelota Juvenil. El proyecto consistía en lanzarle varias granadas de mano cuando el dirigente estuviera en los palcos presidenciales de la instalación. Fueron detenidos Alberto Grau Sierra, Reinaldo Figueroa Gálvez, Valentín Figueroa Gálvez y Felipe Ramos Rodríguez. Al efectuarse las detenciones les fueron ocupadas tres metralletas y granadas de mano de fragmentación.

ENERO -1965

  • El movimiento de Recuperación Revolucionaria, liderado por Manuel Artime y Nacín Elias Tuma, planeó desde los Estados Unidos, con la aprobación de la CIA, el asesinato de Fidel Castro, durante el acto de conmemoración del Triunfo de la Revolución. Con ese fin reclutaron a uno de los jefes de grupo de la organización clandestina en Cuba, al que exfiltraron y llevaron hacia la Florida para su entrenamiento. Cuando todo estuvo listo, el 23 de diciembre de 1964, lo infiltraron en el país. El proyecto fracaso porque ese supuesto jefe de grupo era el agente de la Seguridad del Estado cubano Abel Haidar Elías, quien había logrado penetrar la organización contrarrevolucionaria en Miami. Se ocuparon los fusiles con mira telescópica y el resto del armamento entregado para cometer el crimen.

MARZO – 1965

  • Integrantes del denominado Ejército de Liberación Nacional planearon asesinar al primer ministro cubano en la residencia de Celia Sánchez, secretaria del Consejo de Ministros, o en la vivienda del comandante René Vallejo, ayudante del Jefe de la Revolución. Fueron detenidos por esas actividades Orlando Travieso Peña, Tomás Gilberto Guerrero Matos, Justo González García, Iluminado García Pérez y Modesto García García, a quienes se les ocupó las armas.

JULIO – 1965

  • Un grupo de elementos contrarrevolucionarios del denominado Frente Nacional Democrático planeó asesinar a Fidel Castro en ocasión del acto por el 26 de Julio, que se realizaría en la ciudad de Santa Clara. Para estos fines se robaron de una unidad militar, un fusil FAL con tres cargadores y varias pistolas. Fueron detenidos Ramón Medina Machado, Alejo R. Álvarez Santana y Santiago Apóstol Gómez Gutiérrez.
  • Elementos de la denominada Unidad Nacional Revolucionaria proyectaron atentar contra la vida del primer ministro Fidel Castro en la esquina de las calles 21 y L, en El Vedado, ciudad de La Habana, cuando el dirigente revolucionario transitara por el lugar. Contaban para realizar la acción con una ametralladora Thompson calibre 45. Fueron detenidos Enrique Abreu Vilahu, Julio Ruiz Pitaluga y Carlos Sánchez Hernández.
  • Agentes de la CIA planearon atentar contra la vida de Fidel Castro en ocasión de una visita a un plan agropecuario en la localidad de Los Arabos, provincia de Matanzas. Esta red subversiva se dedicaba también a actividades de espionaje y a la realización de sabotajes. Fueron detenidos Roberto Ramos Rodiles, Antonio Alonso Soca, Rolando Quevedo Negrín, José Pelleyá Jústiz y Mirtha Beatriz Pérez López, se ocupó dos ametralladoras M-3 de fabricación norteamericana.

AGOSTO – 1965

  • Una red de la Agencia Central de Inteligencia, que accionaba en el país bajo el mando de los agentes Berjamín Acosta Valdés y Antonio Ramírez Méndez, planeó el asesinato de Fidel Castro. El plan consistía en una operación de comando de treinta hombres armados, contra la residencia de Celia Sánchez, secretaria del Consejo de Ministros. Fueron detenidos León R. Martínez Gómez, Felipe Hernández García, Raúl Hermida Lafita, Juan A. Morera Suárez, Enrique Fernández y otros. Los agentes de la CIA citados lograron escapar del país. Fue ocupado un importante alijo de armas.

SEPTIEMBRE – 1965

  • Rescate Revolucionario planificó un atentado contra la vida del primer ministro, en ocasión de la conmemoración del aniversario de los Comités de Defensa de la Revolución, para lo cual contaban con varias barras del explosivo plástico C-4. Fueron detenidos Roberto del Castillo Fernández, Salvador del Castillo Atkinson y Lorenzo Medina.

DICIEMBRE – 1965

  • Integrantes de la organización contrarrevolucionaria Ejército de Liberación Nacional planearon disparar con un mortero de 81 mm, contra la casa de Celia Sánchez, cuando Fidel Castro se encontrara en el lugar. Fueron detenidos Elio Díaz García y Sergio Romero.

ENERO – 1966

  • Se pretendió asesinar a Fidel Castro durante una conferencia que reunía en la ciudad de La Habana a representantes del movimiento revolucionario en todo el mundo. Para consumar los hechos, contaban con varios fusiles automáticos. El proyecto consistía en asaltar el hotel Habana Libre, donde habría de efectuarse el evento, en el momento en que el dirigente cubano hiciera su aparición en el lugar. Fueron detenidos Guillermo Valdés Sosa, Amado Santana Correa y Carlos M. Vidal Fernández.
  • El denominado Frente Nacional Democrático planeó atentar contra la vida de Fidel Castro en ocasión de celebrarse un acto en la Plaza de la Revolución. Poseían, para ejecutar el plan, diez pistolas y granadas de fragmentación. Fueron detenidos Luis Aurelio Gascón Díaz, Luis Mitjans González, Mario Valdés Cárdenas, Francisco Palomino Castillo, Felicio Valdés González, Sabino Villar Suárez y Jesús González Ramos.
  • Fueron capturados los contrarrevolucionarios Víctor Rodríguez Landerer y Giraldo Suárez Martín, quienes habían organizado una emboscada al primer ministro en las inmediaciones del Palacio Presidencial. El lugar escogido había sido la edificación del cine Fausto, situado en las calles Prado y Colón, tránsito obligado del dirigente, donde Suárez Martín se desempeñaba como administrador.

FEBRERO – 1966

  • Fue detenido Rolando Cubela Secades – el agente de la CIA AM/LASH – y un grupo de sus colaboradores, mientras se encontraban planeando un atentado contra el comandante Fidel Castro en ocasión de un acto en la Universidad de La Habana fijado para el 13 de marzo de ese año. Por las investigaciones posteriores se determinó que Cubela y sus asociados en contubernio con la Agencia Central de Inteligencia de los Estado Unidos, habían planeado en oportunidades anteriores el asesinato del dirigente revolucionario, que consistían en emboscar sus vehículos en ocasión de su visita a una residencia de descanso del gobierno en el balneario Varadero, provincia de Matanzas. En las oportunidades citadas los tiradores estuvieron apostados en los lugares escogidos; sin embargo el proyecto había fracasado al no concurrir Fidel Castro al lugar. Las fechas fueron marzo-abril de 1964 y junio-julio de 1965.

MARZO – 1966

  • Integrantes de los grupos contrarrevolucionarios Movimiento Revolucionario del Pueblo y Unión Nacional Revolucionaria planificaron atentar contra la vida de Fidel Castro cuando éste concurriera al estadio de béisbol ubicado en la localidad de El Cerro en la capital cubana. El proyecto consistía en lanzarle varias granadas de fragmentación cuando hiciera su entrada a la instalación. Fueron ocupados los medios, y detenidos los contrarrevolucionario Juan Pereira León, Juan Valdés López y Oscar D. Sáenz Rodríguez.

ABRIL – 1966

  • Miembros de las organizaciones contrarrevolucionarias Movimiento Revolucionario del Pueblo y Frente Unido Occidental planearon asesinar a Fidel Castro durante una visita que efectuaría al hospital de Emergencias, situado en la Avenida Carlos III en la capital cubana. Los complotados estuvieron ocultos en un pasillo del hospital, armados de una ametralladora y una pistola, aguardando al dirigente que, en esa ocasión, no concurrió al lugar. Fueron detenidos Roger F. Reyes Hernández y Jorge E. de la Torre.
  • Fue detenido Gustavo Gil Hernández, quien armado con granadas de fragmentación se preparaba para atentar contra la vida de Fidel Castro. El lugar escogido resultó ser la carretera que conducía al central azucarero Liberación, ubicado en la localidad de Cuatro Caminos, provincia de La Habana.

MAYO – 1966

  • Fue detenido Rodobaldo Hilarión Fariñas Lumpuy cuando se encontraba preparando un atentado contra Fidel Castro en el estadio de pelota de béisbol de El Cerro, en la capital cubana. El proyecto consistía en lanzarle dos granadas de fragmentación las cuales fueron ocupadas.
    Un grupo de misiones especiales de la CIA fue capturado cuando se infiltraba por la costa norte de la capital cubana, con el fin de realizar un atentado contra Fidel Castro. Al ser sorprendidos por milicias cubanas y entablarse un combate, cayeron los terroristas Herminio Díaz García y Armando Romero y resultaron detenidos Antonio Cuesta Valle y Eugenio Zaldívar.

JULIO – 1966

  • Elementos de Alpha 66 y movimiento Demócrata Cristiano planearon asesinar a Fidel Castro lanzándole granadas de fragmentación, en la oportunidad en que éste recibiera a la delegación deportiva que había asistido a los Juegos Centroamericanos en Puerto Rico. Los actos estaban previstos para el estadio de El Cerro, lugar escogido para llevar a cabo el atentado. Fueron detenidos: Francisco Bernal González, Pedro Gervasio Pérez Jorrín y otros.

JUNIO – 1966

  • Un grupo contrarrevolucionario planeó asesinar a Fidel Castro cuando transitara por el puente del reparto Biltmore, en Marianao, ciudad de La Habana. La idea era dispararle desde los arbustos aledaños. Fue capturado el organizador principal, Francisco A. Díaz Valdagil, y se ocupó una ametralladora M-3. Los restantes complotados lograron escapar hacia los Estados Unidos.

SEPTIEMBRE – 1966

  • Se frustró el intento de asesinato a Fidel Castro cuando éste se dirigiera a su residencia en Cojímar, en las inmediaciones de la capital. La idea consistía en emboscar el vehículo y desde varias motocicletas lanzarle granadas de fragmentación, tan pronto éste se aproximara. También planeaban asaltar varias unidades de policía y, posteriormente, alzarse en las montañas del interior de la provincia de La Habana. Fueron detenidos Guido Farmiñán Fernández, Rodolfo Sierra Cabrera, Vicente Rodríguez Molina y José L. Alfonso Calderón.

OCTUBRE – 1966

  • Miembros del denominado Batallón Brigada organizaron un plan de atentado contra la vida de Fidel Castro mediante una emboscada en la Avenida Paseo, en la barriada de El Vedado, ciudad de La Habana. Esta céntrica arteria de la capital era usada frecuentemente por el dirigente cubano para sus desplazamientos. Para tales fines, los complotados poseían varios fusiles y pistolas, contaban además con un apartamento en uno de los edificios de la zona. Fueron detenidos Ramón Luis Arias Cuña, Narciso Oseguera Rodríguez y Pantaleón Rivera Rodríguez.

JUNIO – 1967

  • Un ex sargento del Ejército de la dictadura de Fulgencio Batista planeó un atentado, en solitario, contra el primer ministro cubano. Su proyecto se basaba en dispararle con una ametralladora de fabricación checa en las inmediaciones del Comité Central del Partido Comunista, en la Plaza de la Revolución, ciudad de La Habana. Fue detenido por tales hechos el ciudadano Pascual Peña García y ocupada el arma.

SEPTIEMBRE – 1967

  • Varios elementos de la denominada Agrupación Nacional Anticomunista planearon eliminar físicamente a Fidel Castro. El proyecto era dispararle con varias armas automáticas, durante una visita del dirigente a una granja en la localidad de Aguacate, provincia de La Habana. Fueron detenidos José Paradela Ruiz, Rodolfo Suárez Sardiñas, Roberto Milián Sánchez y Alfonso López y ocupadas las armas.

NOVIEMBRE – 1967

  • Se planificó un atentado a Fidel Castro durante la inauguración de la Serie Nacional de Béisbol, en el estadio de El Cerro, en la ciudad de La Habana. El proyecto concebido consistía en situar a un hombre junto al cable de entrada del tendido eléctrico, para provocar una interrupción en la instalación, y al mismo tiempo lanzar granadas de fragmentación contra el palco donde se situaba el dirigente. Fueron detenidos  José A. Acosta Corona, Marcelo Ramos González, Segundo Rodríguez Pérez, Isidro Benavides Segura y Reinaldo Barrios Romero

FEBRERO – 1969

  • Hugo E. Rojas del Río, David Hernández Tiant y Miguel Finlay Villalvilla, miembros de un grupo contrarrevolucionario denominado Gobierno Interno de Liberación Anticomunista, fueron detenidos cuando realizaban actividades conspirativas y delictivas con el fin de atentar contra la vida de Fidel Castro, mediante la utilización de una granada de fragmentación.

MARZO – 1969

  • Félix Olivera Castillo, miembro del denominado Frente Interno Nacional, recibió orientaciones de su organización en los Estados Unidos para que preparara un plan de atentado contra el primer ministro. Con tal propósito se dedicó a estudiar las rutas transitadas por Fidel Castro, labor en la que fue arrestado. En el momento de su detención se encontraba esperando una embarcación procedente de La Florida, en la cual le traían un fusil con mira telescópica y varias pistolas para ejecutar la acción.
  • El contrarrevolucionario Agustín Rivero Rodríguez que militó en el denominado Movimiento de Recuperación Revolucionaria, decidió mediante la utilización de una pistola que poseía, atentar contra la vida de Fidel Castro en un acto en el que éste haría uso de la palabra, en la localidad El Cangre provincia de La Habana. Fue detenido.
  •  Salvador J. de la Torriente y Rayné M. Hernández, elementos que militaron en el grupo Resistencia Agramonte, planearon la eliminación física de Fidel Castro en un acto público en la provincia de La Habana. Para lograrlo proyectaron acercarse a la tribuna y luego abalanzarse con sendos cuchillos y así ejecutar el crimen. Fueron detenidos.

ABRIL – 1969

  • Mario Ramón Echevarría Camejo, Juan Hermida Salinas y Eugenio Ledón Aguilar, de la provincia de La Habana, fueron detenidos cuando fraguaban un atentado contra Fidel Castro. La acción se realizaría cuando el dirigente estuviera recorriendo algunos de los planes agropecuarios de la zona. Les fueron ocupadas varias armas cortas preparadas para la agresión.
  • Resultaron detenidos Luis M. Acosta González y Francisco Hernández por planear el asesinato de Fidel Castro durante una visita de éste a un plan agropecuario en el poblado de Quivicán, provincia de La Habana. Se les ocupó varias granadas de fragmentación.

JUNIO – 1969

  • Cumpliendo instrucciones del terrorista Armando Fleites, dirigente de  la organización Alpha 66, radicada en los Estados Unidos, Guillermo del Carmen Álvarez Teijeiros proyectó asesinar a Fidel Castro en uno de sus movimientos públicos en la capital del país. Le habían prometido sacarlo de Cuba en unión de toda su familia tan pronto realizara el crimen. Fue detenido y se le ocupó una pistola calibre 45.

JULIO – 1969

  • Damián U. Cruz González, Félix Alfonso Santiago y José García Gutiérrez planearon un atentado contra Fidel Castro en ocasión de los actos por el aniversario del 26 de Julio. Con este propósito adquirieron un camión, al que le instalaron una ametralladora calibre 30.  Con el vehículo pensaban interceptar a los autos del dirigente y disparar contra él y sus escoltas. Fueron detenidos.

AGOSTO – 1969

  • Un grupo contrarrevolucionario trazó un plan para asesinar a Fidel Castro durante el acto por el aniversario de los Comités de Defensa de la Revolución. El proyecto consistía en producir un apagón en la Plaza de la Revolución, una vez comenzada la actividad, y lanzar varias granadas de fragmentación contra la tribuna. Fueron detenidos Julio Sánchez Almeida, Manuel Pérez Medina, Rubén Arango González, José Antonio González Delgado, Luis Gervasio Márquez Gómez, Eduardo Rivas Pizarro, Delio Germán Sánchez Rius y Orlando de la Caridad Concepción Maura.

OCTUBRE – 1969

  • Resultó capturado un grupo contrarrevolucionario integrado por Gregorio Nieves Rojas, Justiniano Lorenzo Espinosa García, Luis Orlando Román López, Hipólito Espinosa García y Ramiro Castillo Garcés, cuando planeaban el asalto a la jefatura de la Defensa Civil del poblado de Santiago de las Vegas, provincia de La Habana con la intención de robar las armas y realizar un atentado contra Fidel Castro. Para esto habían estudiado los desplazamientos del dirigente en su viaje hacia dicha localidad, donde proyectaban emboscarlo.

NOVIEMBRE – 1969

  • Miembros del Frente Nacional Democrático, estimulados por sus dirigentes desde los Estados Unidos, planearon asesinar a Fidel Castro durante una de las visitas de éste a los poblados de Güines y San Nicolás de Bari, provincia de La Habana. La acción se ejecutaría mediante una emboscada en los accesos a un plan genético de la zona. Las armas a utilizar serían varias escopetas calibre 12 y dos pistolas calibre 45. Resultaron detenidos Gerardo Figueredo Durán, Gertrudis Cabrera Acosta, Jorge Sarmiento Lazo, Israel Ramos González, Cristóbal González Pérez y Pedro Mourdoch Benítez.

DICIEMBRE – 1969

  • Daniel  Alberto Pérez Cruz y Samuel Nisembaun Waiider, pertenecientes a la organización Rescate, que dirigía Manuel Antonio de Varona en los Estados Unidos, planearon, según orientaciones  de su jefe, el asesinato de Fidel Castro durante uno de sus recorridos por la ciudad de Santa Clara. Durante los preparativos contactaron a personas conocidas en esa ciudad, las cuales les facilitaron los datos para el estudio del operativo que tenían proyectado. Fueron detenidos al descubrirse sus intenciones.

Tomado de http://www.fidelcastro.cu

Anuncios